Preparar personas para la vida no es tarea fácil, más aún cuando entendemos que esta es un proceso continuo de aprendizaje en el que nos transformamos en seres cada vez más conscientes y, de paso, vamos transformando el entorno.

Creemos que debemos dar una respuesta a tantos niños y jóvenes que están listos y dispuestos a iniciar un camino distinto. Conscientes de que la educación actual responde a un antiguo paradigma, a partir de un currículum lineal y desintegrador en el enfoque del ser.

Nuestra mirada considera tanto el desarrollo intelectual como el desarrollo emocional y espiritual, es decir, una mirada integradora del ser humano que hoy se hace urgente, sobre todo, si queremos que la educación provoque una transformación social donde la Paz, como forma de conducta y convivencia, sea el sello de la identidad.

ESCUELA DE EDUCACIÓN